Blog

14 diciembre, 2015

Actúe antes de fin de año para reducir su IRPF.

En 2016 se reducirán ligeramente los tipos de gravamen en el IRPF, por lo que, como persona física, le conviene analizar cuándo es mejor realizar determinadas operaciones (si antes de final de año o después). En concreto:
• Si tiene un plan de  pensiones, aporte lo máximo posible en 2015 (recuerde que el límite máximo es de 8.000 euros). Como los tipos bajan en 2016, las aportaciones que haga el año próximo le supondrán un ahorro inferior.
• Además, las cantidades aportadas antes de final de año podrán retirarse a partir del 1 de enero de 2025 (de aquí a nueve años y algo más). En cambio, las aportaciones realizadas a partir de 2016 sólo se podrán retirar una vez transcurridos diez años desde su realización.
• Recuerde que, en determinados casos, también puede hacer aportaciones a un plan de pensiones a nombre de su cónyuge (hasta el límite de 2.500 euros). Por tanto, la suma total por la que puede conseguir las ventajas indicadas puede llegar a ser de 10.500 euros.
Planes de pensiones
Las aportaciones que realice antes del 31 de diciembre de 2015 tienen una doble ventaja. Por un lado, le supondrán un mayor ahorro de IRPF que las que realices a partir de 2016. Y por otro lado, podrá retirarlas en un plazo de poco más de nueve años, frente a los 10 años de espera que tendrá que cumplir para las que realice a partir de 2016.
Pero no sólo le conviene analizar las aportaciones a planes de pensiones. Si tiene pensado vender algún activo –como pueden ser acciones que tengas en bolsa–, demorar la venta unos pocos días –por ejemplo, hacerla el 3 de enero de 2016 en lugar del 22 de diciembre de 2015– también le puede suponer ahorros.
En concreto, demorará el IRPF derivado de la ganancia obtenida (en lugar de liquidarlo en junio de 2016, lo podrá liquidar en junio de 2017), y también tributará a un tipo algo más bajo. Un doble ahorro que en algunos casos puede ser importante.
Fiscal