Blog

18 marzo, 2015

Fumar en el centro de trabajo: No siempre es causa de despido.

Fumar en su lugar de trabajo no es una causa de despido cuando se acredita que en el centro de trabajo existe tolerancia empresarial en la utilización del tabaco. ​Para ser causa de despido, la empresa debió advertir al trabajador de forma expresa que no podía seguir haciéndolo, lo que no se acredita en el supuesto de referencia. ​

TSJ Galicia 26-1-15, EDJ 4516

Laboral